¿Cómo aliviar el estrés?

Todos lidiamos con el estrés, es un problema que nos afecta en nuestro día a día. Estamos expuestos a situaciones de tensión en la Universidad, la escuela, el trabajo, incluso en casa. Podemos hasta enfermar a causa de ello. Entonces ¿Cómo aliviar el estrés?

En el presente post, he recopilado algunos consejos que pueden serte de utilidad para trabajar tu estrés. Por medio de ellos, podrás sosegar a ese silente enemigo, que te genera problemas diariamente.

Aliviando el estrés

Antes de aventurarte en cualquier actividad concreta, es preciso que conozcas ciertas cosas. En primer lugar, todo es cuestión de actitud. Antes de iniciar en alguna práctica que busque librarte del estrés, debes considerar el hecho de que tu actitud es la parte más importante de todas.

Cómo aliviar el estrés
Cuando estás bajo estrés, es muy dificil pensar con claridad.

Entonces, es primordial que elimines de tu mente todo pensamiento negativo que en ella pueda haber. No debes pensar cosas como “no puedo” o “no servirá” porque proclamarlo, es muy similar de hacerlo. Una vez que hayas mentalizado en positivo, puedes iniciar con cualquiera de estas opciones:

Libro de Estrés

Esta técnica te servirá de mucho. Consta de una práctica sencilla: En una hoja de papel, debes escribir cada uno de los pensamientos que te ocasionen estrés. Estos, pueden ser de cualquier índole, incluso, pueden ser pensamientos muy privados.

Clasifica cada pensamiento según su gravedad. Una vez que lo hayas hecho, coloca la hoja de papel (o las hojas, si tu estrés es muy grande) dentro de un recipiente de vidrio. Una vez que estén dentro del recipiente, utiliza un encendedor para incendiar el papel. Debes asegurarte de que quede totalmente quemado.

Esta práctica te ayuda a olvidar tus problemas, al liberarlos. Esto quiere decir, que en el momento en que escribes todos tus problemas sobre el papel, te estás haciendo libre de ellos. Por lo que ya no tienes la necesidad de preocuparte. Experimentarás una sensación de libertad increíble.

Meditación

La gran favorita de todos. Y no es porque no funcione. Meditar, es quizá la más viable de todas las forma que puedas hallar de cómo aliviar el estrés. Como te mencioné antes, la actitud es parte fundamental del manejo del estrés. Por eso, concentrarte en una rutina de meditación puede lograr que recuperes el control de tus emociones rápidamente.

Para meditar, lo único que necesitas es a ti mismo. Así es, puedes hacerlo donde sea que estés y en cualquier momento. Sólo tienes que adaptar una posición cómoda, cerrar los ojos y proceder a pensar en cosas que te hagan bien. Una buena práctica de la meditación consiste en imaginarte que te encuentras en el lugar de tus sueños, ése sitio donde querías estar cuando niño, que es maravilloso, seguro y muy reconfortante para ti.

Una vez que estás en ese lugar, eres libre de realizar lo que desees. Pero debes tener en cuenta que todo está controlado por tu mente. Mantén en ella pensamientos positivos y todo estará bien.

Cómo aliviar el estrés
El yoga y la meditación son dos poderosas herramientas anti-estrés

Organización

Puedes clasificar tus objetivos y planificar con base en estos, para hacer que cada día sea un conjunto de pequeñas victorias que te lleven a una mayor.

Está estrategia, puede servirte cuando consideras que no logras tus objetivos con la suficiente rapidez. Entonces, basta con clasificar los en objetivos pequeños que puedas cumplir diariamente. Esto significa, por ejemplo, que si tú objetivo principal el obtener un ascenso laboral; debes planificar metas más pequeñas que sirvan como un camino de pan.

Entonces, en lugar de colocar el ascenso como meta única, puedes tomar como metas, la realización diaria y semanal de tus labores, apuntando a la gran meta principal. Para cuando lo notes, habrás obtenido el ascenso que querías.

Esta práctica nos enseña también la importancia de la paciencia, que es una gran herramienta para aliviar el estrés en nuestras vidas.

Para concluir, quiero hacer énfasis en tus pensamientos. cuando decidas tomar alguna den estás prácticas para aliviar el estrés, es fundamental que mantengas un pensamiento positivo para que cada meta pueda ser alcanzada con facilidad. No olvides que eres tú quien dirige cómo funciona tu vida. No permitas al estrés apoderarse de tus pensamientos.

Te invito a hacer estas actividades parte de tus labores diarias. Meditar, organizar tus metas y colocar tus pensamientos negativos en el papel pueden significar la diferencia en cómo aliviar el estrés. Procúrate un día a día lleno de paz, lejos del estrés, un día feliz.