Si vivimos juntos

“Cómo recuperar a mi esposo si vivimos juntos”, este es un tema especial para mí. Pues, por experiencia propia, sé que no hay peor sufrimiento que vivir dentro de un matrimonio roto y sin amor. Por eso, me sentí en la obligación de ayudar a quienes pasan por algo igual.

Deseo de todo corazón que tu matrimonio se arregle y que puedas levantarte cada día con la satisfacción de mantener unida y feliz a tu familia.

Guía especial que te ayuda a recuperar al amor de tu vida. Conócela Aquí

Separados dentro de la misma casa, mi experiencia.

Yo jamás pensé que esto podría ser posible. Simplemente, un día me di cuenta que la rutina y los problemas económicos habían acabado con mi matrimonio, un matrimonio de apenas 2 años.

Siempre estábamos de mal humor, casi no hablábamos y, cuando lo hacíamos, terminábamos discutiendo.

El peor momento llegó justo cuando cumplimos nuestro segundo aniversario. No teníamos dinero para dar algún paseo o tener una cena. Pero, el problema de fondo era que no teníamos ganas de celebrarlo.

Ese día discutimos como nunca lo habíamos hecho. Nos culpamos mutuamente de cada problema que teníamos y dijimos muchas palabras hirientes.

Al cabo de un mes, seguíamos sin hablarnos, mi esposo dormía en el sofá y yo lloraba cada día.

Consejos para recuperar a tu esposo si viven juntos.

Quizás te preguntes cómo es que me atrevo a darte consejos si mi matrimonio se dirigía al fracaso.

Pues la verdad es que, ahora mismo, llevamos cuatro felices años de matrimonio y tenemos un nene hermoso. ¿Cómo salvé mi matrimonio? Ahora te lo cuento.

recuperar ami esposo si vivimos juntos, mi experiencia

Después de ese mes sin hablarnos, me di cuenta que, en realidad, mi esposo era una persona por la que merecía la pena luchar.

Así que, busque la ayuda de la doctora G. Martínez, una consejera matrimonial que se convirtió en mi hada madrina.

Sus principales consejos fueron estos:

Busca causas, no culpables

Lo más fácil en una discusión siempre es echarle la culpa a la otra persona. Sin embargo, esto no soluciona nada.

En lugar de esto, es necesario atacar las causas de las peleas y, esto solo se consigue con una conversación pacífica.

Así, tendrás en cuenta causas que a ti no te parecían importante, pero a tu esposo sí.

Pide disculpas

cómo recuperar a mi esposo rápido, pide disculpas

Quizás te cueste un poco, pero es necesario para sanar las heridas. Así, abres la puerta para solucionar los problemas y comprometerte a salvar tu matrimonio.

No uses este momento para recriminar a tu esposo. Todo lo malo que hay pasado debes de dejarlo atrás y empezar desde cero.

Guía para Volver con el

Cumple tu parte y evita discusiones innecesarias

Los problemas no se resuelven solos. Por eso, es importante que te comprometas a hacer tu parte para solucionarlos, sin echar en cara nada.

Mientras las cosas se solucionan, es normal que haya algo de tensión, pero debes evitar que esto genere más peleas.

Algo que te va a ayudar a que esto no suceda es que no uses frases como “yo siempre”, “tu nunca”, “tienes que”.

En lugar de esto usa frases como “sería buena idea que hiciéramos”, “quizás podamos”.

Sal de la rutina

recuperar a mi esposo, sal de la rutina

Para renovar energías y oxigenar la relación es indispensable salir de la rutina. Planifica alguna actividad que sea del agrado de los dos, haz arreglos para salir de fiesta, vayan de paseo, al cine, a correr, etc.

No es necesario gastar mucho dinero en esto. En mi caso, ya que teníamos bastantes deudas, lo que hicimos es ponernos de acuerdo con nuestros amigos para salir a andar en bicicleta los fines de semana. (Por supuesto, nuestros amigos nos abandonaron al poco tiempo)

Pero no te imaginas, lo mucho que nos ayudó, pues, además de hacer ejercicios, nos reíamos y nos llenábamos de energía para empezar la semana con fuerza.

Conversación justa y necesaria

Tu esposo y tú se deben esta conversación, es justo y necesario. Ahora se han dado cuenta que pueden trabajar en equipo para salvar su matrimonio.

recuperar a mi esposo, hazle saber que lo amas

Por eso, usa esta conversación para recordarle cuánto lo amas y lo feliz que estás de que sigan juntos. Hazle saber lo importante que es para ti.

Al poco tiempo verás que aquellos problemas que parecían aplastar tu matrimonio se han esfumado.

Por supuesto, esto no quiere decir que no habrá más altibajos, pero ahora sabes lo que tienes que hacer para evitar que esto amenaza tu matrimonio.

Compártelo!